Un día de Boda.

Clara y felix

Como fotógrafo de bodas, por elección, disfruto plasmando en mi cámara, mental y física, todo lo que nos rodea y por  esta razón, el iniciar este relato es realmente satisfactorio.

Le  elección, repito de especializarme en este área de bodas, fue porque quería asumir un reto, a pesar de la enorme competencia, para demostrar que las cosas, o sea las Fotos, se pueden realizar de otros modos que los estándares marcados.

Mi filosofía de esta tarea, está basada en una palabra, LA CONFIANZA.

Mas que profesional de la fotografía, la parte de Psicología y  Empatía es imprescindible. Sin ellas las cosas no funcionan.

La estrategia para lograr dicho objetivo pasa por  distintos puntos.

1.- Mostrarte al entorno que sabes que va a necesitar de nuestro servicio.

¿Cómo?

  • Por Redes Sociales sobre todo, la globalización en la que estamos nos obliga a ser protagonista de este espectáculo.
  • Para ello, debemos de generar y crear nuestra web, para que sea una primera tarjeta de visita de nuestra existencia.
  • La web, la he generado yo mismo, con conocimientos, suficientes, para poder presentar ese escaparate, real y sincero de lo que soy y quiero ser.
  • Necesario forzar, sobre todo al principio, esa visibilidad con la publicidad que nos ofrecen las Redes.
  • Dirigirte al mundo femenino, en este evento, la mujer posee, por derecho, por protagonismo, por ética, por estética, por todo, la clave de la decisión.
  • Con una cierta experiencia, el boca-oreja, funcionará, parcialmente.

2.- Mostrarte al entorno, tal como eres.

      –   Una vez que el contacto, lo mágico, se ha producido, comienza otra parte del reto.

      –     El camino para generar esa palabra, tan importante, CONFIANZA.

      –     La entrevista, conocernos, ¡que bueno!, vernos las caras, hablar, sonreir juntos, la implicación, en definitiva pasar el primer examen para aprobar el curso.

      –     Presentarte con tus armas que son inviolables, no cambian, son las que son, como las reglas del juego que todos conocemos.

 

3.- La fecha, su aproximación.

    –       Es sábado, domingo, otro día, mediodía o noche, verano, primavera, otoño, invierno.

    –       Iglesia, Juzgado, Restaurante.

    –       Invitados, ¿Cuántos?, mas o menos intima, más o menos multitudinaria.

    –       Se ha decidido, realizar unas preboda, incluida en el presupuesto,para realizar una sesión muy relajada, con ropa normal, naturales, felices e lusionados, para obtener unas imágenes que o se ubican el el álbum o realizamos un libro de firmas para el dia del evento.

    –       Si también nos gustaría  tener una postoboda, la negociaríamos, pues si no hacemos preboda, estaría incluida en el presupuesto.

    –       Los días pasan, se acerca el día, los nervios aumentan, hay que mantener la calma, ser ordenados e ir construyendo nuestro inicio de vida.

 

4.- El día

    –       Hemos ido hablando, aunando criterios entre todos, para que esos mínimos detalles, que solo conoce la pareja, se traspasen al fotógrafo para hacer crecer esa EMPATÍA tan necesaria.

    –       La organización, conjunta y en equipo.

            ¿Cuándo nos vemos?, Por la mañana, unas horas antes, os acompaño a la peluquería, el último aperitivo de soltero con los amigos, lo que más os apetezca.

  • Con esta información, comenzamos a preparar, todo el equipo está dispuesto, cámaras, objetivos, flases, pilas, reflectores.
  • El Guión de imágenes, con el resto de mi equipo, ( siempre somos dos fotógrafos y el videografo, si se necesita) es una parte muy importante. Cada uno debemos saber que planos vamos a escoger, y en que momento, primeros planos, medios, generales. Que objetivo a utilizar, muy importante, dependiendo de los entornos y ubicaciones.

Con este guión, lograremos una secuencia de imágenes que nos  llevarán a alcanzar el objetivo, realizar “un relato de dicho día con imágenes”

 

 

5.-  El final y los días siguientes

Una vez terminado el día, la satisfacción de haber compartido con la pareja, los cuales, desde ahora, forman parte de mi historia, un dia relevante en sus vidas, se queda el regusto del “trabajo bien hecho”, de lo que has aprendido por las circunstancias que se han dado, de haber aumentado los amigos “de verdad” no de RRSS, en definitiva una sensación inmensa de haber sido útil para  alguien, y esto me reconforta.

 

Otro día seguiremos, “los días siguientes”, existirán, dedicando toda la dedicación y profesionalidad al triaje, retoque, ordenación, entrega del paquete de imágenes a la pareja, diseño personalizado del álbum, impresión y finalización del mismo y ENTREGA final.

El sumun de la satisfacción del ”trabajo bien hecho”, refrendado por la opinión sincera y directa de la pareja, que ha sido parte de mi vida durante todo este tiempo.

El epílogo a este post de mi Blog.  Gracias por CONFIAR (de CONFIANZA) en mi persona.

 

1 comentario en «Un día de Boda.»

Responder a Pili Cancelar la respuesta